Psicología del color: EL NARANJA

 

Imagen

 

El color naranja nos evoca juventud, alegría y nos recuerda al cálido verano, por lo que constituye una inyección de optimismo, seguridad y energía.

Es el preferido de las personas a las que le gusta la diversión, personas sociables, equilibradas , muy creativas y alegres, atrevidas, joviales, prácticas y activas; a veces demasiado impetuosas.

Además, simboliza el entusiasmo, la exaltación y actúa como estimulante para personas tristes y tímidas.

Usado en ambientes disminuye la fatiga, estimula el sistema respiratorio y favorece la conversación, pero un exceso del mismo puede producir nerviosismo y agitación.

Anuncios