Como buen filósofo que era, Sócrates creía que la persona sabia viviría instintivamente de manera frugal. Él mismo ni siquiera llevaba zapatos; sin embargo, una y otra vez cedía al hechizo de la plaza del mercado y solía acudir allí a ver las mercancías que se exhibían.

Cuando un amigo le preguntó la razón, Sócrates le dijo: “Me encanta ir allí y descubrir sin cuántas cosas soy perfectamente feliz.”

image

Anuncios

6 pensamientos en “

    • Yo creo que al final te acabas dando cuenta de que lo realmente importante es estar y disfrutar rodeado de la gente que quieres. Lo otro es superfluo.
      Un abrazo.
      Por cierto, enganchada a tu BLOGDEARENA. Es buenísimo.

      Me gusta

      • cada día estoy más convencido de ello “reda” (¿cómo debo llamarte?). Yo ni siquiera muebles tengo; lo único que compré fue una cama porque uno tiene sus años y no podía dormir en un futón por el resto de mis días. Después, como decís, compañía, libros, arte y nada más.
        Gracias por tu concepto sobre mi heterogéneo blog. Antes tenía en el encabezado una especie de subtítulo que decía “Lo que hoy tenga en mente. Mañana no sé”. Lo quité, pero oel espíritu sigue siendo el mismo.
        Cariños.

        Me gusta

Dime qué opinas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s