Lentamente cosió con sus besos sus cicatrices desabrochadas para que no volvieran a abrirse. ***

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: