SÍNDROME DE LA BELLA DURMIENTE

Ni hadas encantadas con dulces propósitos, ni pincharse en el dedo con la aguja de un huso, ni despertares bajo el enamorado beso de un príncipe… Ninguna de estas características se dan en el extraño “síndrome de la bella durmiente” o de Kleine – Levin.

Imagen

 

 

Las personas que padecen este problema presentan una somnolencia incontrolada llegando a quedar dormidos durante varias semanas seguidas.
Este tipo de trastorno neurológico suele aparecer con mayor frecuencia en varones adolescentes y con menos frecuencia en mujeres.
Algunos de los síntomas pasan por un tipo de alimentación compulsiva, ya que durante los periodos de sueño apenas se alimentan, una terrible desorientación espacio – temporal, a veces conductas irritantes o alucinaciones y deterioro de las capacidades mentales.
Esto, por supuesto, da lugar a un pobre desarrollo social, laboral y emocional porque como es lógico, tienen dificultades para llevar a cabo sus actividades cotidianas.
Por desgracia, las causas son desconocidas aún y los tratamientos farmacológicos y/o basados en la psicoterapia no proporcionan una cura permanente.

Anuncios

Un café pendiente, por favor.

Imagen

Nació en Nápoles. Cuando un napolitano tenía un buen día pedía en su cafetería habitual un café para él y pagaba además otro “café pendiente” para invitar a cualquier persona que llegase con problemas económicos.
Esta solidaria y altruista iniciativa se ha extendido a un gran número de lugares y cada vez son más los locales que se suman a la causa.
Y tú ¿te sumas a la causa?

image