CATALUÑA / CATALUNYA

Hace tiempo un gran amigo escritor me preguntaba por la situación vivida en Cataluña; sobre todo, después de lo acontecido en ese mes de septiembre tan intenso de lo que podríamos llamar un “desafío independentista”.

Yo, que soy bastante apolítica, no he podido permanecer impasible porque tengo familiares y amigos allí que en su día emigraron por cuestiones laborales o personales; para ellos la situación vivida ha sido muy dura fuesen del “bando” que fuesen, debido a unos dirigentes endiosados de un partido o de otro que, lejos de pensar en las personas, una vez más mueven sus hilos impulsados por razones egoístas, sintiéndose por encima del bien y del mal.

El caso es que hace días llegó a mis manos un escrito que (bajo mi punto de vista) refleja muy bien la impotencia y desazón  que muchos sentimos. Os lo dejo aquí y también el enlace a su blog.

CATALUÑA/CATALUNYA.

https://angelcienagas.wordpress.com/category/politica/

Ahora que el odio y el resentimiento parecen haberlo invadido todo, desde la humildad de una ciudad del sur, os querría decir a todos los catalanes, independentistas y no independentistas, “lo siento”, de todo corazón.
Os pido perdón porque me mantuve callado cuando hubo quien pidió boicot a los productos catalanes, porque me mantuve callado cuando las sombras silentes y tortuosas de la discordia se fueron propagando veladamente por doquier, alentando la desconfianza, el miedo y el rechazo entre unos y otros, porque no alcé la voz para decir basta cuando la tensión empezó a alcanzar límites intolerables. Por eso ahora, no sé si demasiado tarde, os pido perdón en nombre de vuestros hermanos, de vuestros amigos, de vuestra familia, de vuestro linaje. Y no lo hago con ninguna oculta pretensión, sino simplemente porque hoy, cuando la reconciliación y una mano amiga tendida en el horizonte se atisban imposibles, es lo correcto, lo justo y lo honesto.
Os pido perdón por no haberos dicho más a menudo que siempre fuisteis de la familia. Tengo familiares y amigos en Barcelona y a veces se nos olvida decir a las personas que queremos lo importante que son para nosotros, porque sencillamente damos ciertas cosas por sentadas. Tal vez por eso no vi que para algunos fomentar el odio, el rencor y la desconfianza podía tener réditos económicos y políticos, tal vez por eso no presté mucha atención cuando el eco mediático fue creciendo hasta invadir hasta el último rincón de nuestro día a día y tal vez por eso, jamás pensé que llegaría el amanecer en el que amigos y hermanos se mirarían con recelo o con temor, tanto en Cataluña como en el resto de España.
Poco importa, y lo digo con el corazón en la mano, cuál sea la deriva de todo esto. Da igual que al final haya o no fronteras físicas entre regiones o países. Pase lo que pase, desde la magia imposible de la luna llena sobre la mezquita de Córdoba, siempre seréis nuestros hermanos, todos los catalanes y todas las catalanas, independentistas o no independentistas, con nueva nación flamante o con viejecita comunidad presente, porque en cualquier rincón de este país maravilloso y terrible, con tantos villanos famosos como héroes anónimos, casi todos conocemos a un familiar, a un amigo o a un vecino que hace algunos años se marchó a Cataluña en busca de prosperidad, de un nuevo futuro o del amor de su vida y allí encontró una simiente fuerte donde enraizó su destino. Por eso, pase lo que pase, aunque los medios de comunicación controlados por oligarquías de uno u otro signo y aunque políticos ambiciosos e intolerantes digan lo contrario en un bando o en el otro, desde la arena blanca de las playas de Punta Umbría hasta la magnífica ciudad de las artes y de las ciencias de Valencia, desde la cumbre del Teide en Tenerife hasta la catedral de Mallorca, desde la espuma blanca del cabo de Gata hasta los majestuosos acantilados de Finisterre, desde la tacita de plata hasta la orgullosa ciudad de Bilbao y desde León, Zamora o Palencia hasta Madrid, Toledo, Cáceres o Jaén, seremos legión los españoles que brindaremos con los goles de Messi o Iniesta, leeremos a Ana María Matute, Eduardo Mendoza, Vázquez Montalbán o Mercé Rodoreda y pensaremos en Barcelona como en esa ciudad de leyenda y de sueños de Gaudí en la que siempre, siempre, siempre hemos sido recibidos con los brazos abiertos. Porque todos, de un extremo o de otro, disfrutamos de las victorias de los Gasol o del FC Barcelona, nos desgañitamos con la selección de Iniesta, Xavi o Piqué, entre otros, y casi siempre celebramos sus triunfos con una copa de cava catalán en la mano.
Por todo ello, ahora que solo venden los titulares de enfrentamiento y de una vana superioridad moral de los de aquí o de los de allí, quisiera romper una lanza a favor de la concordia y del entendimiento y os pido perdón, con todas mis fuerzas, por no haber escrito esta carta antes para deciros que para millones de españoles -sin intereses políticos o económicos mediante- los catalanes y las catalanas (independentistas o no) siempre fuisteis y seréis bienvenidos en la fraternidad de nuestros corazones, como comunidad o como nación, porque lo importante en la familia no es el color de la puerta, sino que esta esté siempre abierta.

Threaded needle

 

Anuncios

“Mi hermanito de la luna”

 

Los trastornos del espectro autista son un conjunto amplio de condiciones que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento cerebral, dando lugar a dificultades en la comunicación e interacción social, así como en la flexibilidad del pensamiento y la conducta. Tiene un origen neurobiológico y acompaña a la persona el resto de su vida, aunque sus manifestaciones y necesidades cambian en función de las diferentes etapas del desarrollo.

Se presenta de manera distinta en cada caso, por eso las necesidades individuales son muy heterogéneas. Afecta de manera fundamental a la esencia social del individuo y a su capacidad para responder adaptativamente a las exigencias de la vida cotidiana.

A nivel de calidad de vida, impacta no sólo en la persona que lo padece, sino en toda su familia. Requiere un abordaje integral de las necesidades de la persona, orientando a facilitar apoyos especializados y basados en evidencias científicas que promuevan su calidad de vida y el ejercicio pleno de sus derechos.

Es una discapacidad que no lleva asociados rasgos de apariencia física externa, por lo que es denominada “discapacidad invisible”.

La Vaca (Psicología Estratégica)

 

Un maestro paseaba por un bosque con su fiel discípulo, cuando vio a lo lejos un sitio de apariencia pobre, y decidió hacer una breve visita al lugar. Durante la caminata le comentó al aprendiz la importancia de realizar visitas, conocer personas y las oportunidades de aprendizaje que obtenemos de estas experiencias.

Llegando al lugar constató la pobreza del sitio: los habitantes, una pareja y tres hijos, vestidos con ropas sucias, rasgadas y sin calzado; la casa, poco más que un cobertizo de madera…Se aproximó al señor, aparentemente el padre de familia, y le preguntó: “En este lugar donde no existen posibilidades de trabajo ni tampoco puntos de comercio, ¿cómo hacen para sobrevivir? El señor respondió: “amigo mío, nosotros tenemos una vaquita que da varios litros de leche todos los días. Una parte del producto lo vendemos o lo cambiamos por otros géneros alimenticios en la ciudad vecina y con la otra parte producimos queso, cuajada, etc., para nuestro consumo. Así es como vamos sobreviviendo.”

El sabio agradeció la información, contempló el lugar por un momento, se despidió y se fue. A mitad de camino, se volvió hacia su discípulo y le ordenó: “Busca la vaquita, llévala al precipicio que hay allá enfrente y empújala por el barranco.”

El joven, espantado, miró al maestro y le respondió que la vaquita era el único medio de subsistencia de aquella familia. El maestro permaneció en silencio y el discípulo cabizbajo fue a cumplir la orden.

Empujó la vaquita por el precipicio y la vio morir. Aquella escena quedó grabada en la memoria de aquel joven durante muchos años.

Un bello día, el joven agobiado por la culpa decidió abandonar todo lo que había aprendido y regresar a aquel lugar. Quería confesar a la familia lo que había sucedido, pedirles perdón y ayudarlos.

Así lo hizo. A medida que se aproximaba al lugar, veía todo muy bonito, árboles floridos, una bonita casa con un auto en la puerta y algunos niños jugando en el jardín. El joven se sintió triste y desesperado imaginando que aquella humilde familia hubiese tenido que vender el terreno para sobrevivir. Aceleró el paso y fue recibido por un hombre muy simpático.

El joven preguntó por la familia que vivía allí hacía unos cuatro años. El señor le respondió que seguían viviendo allí. Espantado, el joven entró corriendo en la casa y confirmó que era la misma familia que visitó hacía algunos años con el maestro.

Elogió el lugar y le preguntó al señor (el dueño de la vaca): “¿Cómo hizo para mejorar este lugar y cambiar de vida?” El señor entusiasmado le respondió: “Nosotros teníamos una vaquita que cayó por el precipicio y murió. De ahí en adelante nos vimos en la necesidad de hacer otras cosas y desarrollar otras habilidades que no sabíamos que teníamos. Así alcanzamos el éxito que puedes ver ahora.”

A MODO DE REFLEXIÓN:

¿Qué cosas son nuestras “Vacas”? Hay cosas que nos proporcionan algún beneficio , pero  a la larga nos hacen ser dependientes de ellas y no nos dejan avanzar. Nuestro mundo se reduce a lo que la “vaca” nos brinda. Las vacas pueden ser un trabajo que no nos motiva pero en el que seguimos porque “peor es nada” o “es seguro” por ejemplo, son cosas que dependen de nosotros mismos y  que no cambiamos aunque nos gustaría mejorarlas, nos conformamos debido a creencias que nos frenan, miedos que nos llevan a acomodarnos, a estancarnos..  ¿Tenéis vacas en vuestra vida? ¿Cuáles son?

FullSizeRender.jpg

“Quiero ser esa taza de café a la que miras ensimismada

cada mañana.

Esa que, a veces, está medio llena y otras medio vacía.

Quiero ser ese primer beso tibio que roce tus labios al despertar y que endulce tu boca en una cálida tarde de verano.”

image